Se siente en Blanco ....

Este cuento lo hice con mucho amor para una persona que quise mucho, mereció ser mención honorifica en un concurso de la Revista Punto de Partida por la UNAM. Aún así no pudo ser publicado, así que se los comparto, ojala ustedes logren apreciarlo como yo cada vez que lo leo y me siento orgullosa de haberlo escrito y de haber sentido lo que sentí.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hoy te veré nuevamente y no es que acepte gustosa nuestro encuentro, mi conciencia me dice que no, pero mi cuerpo anhela ser llenado, saciado, perturbado… ¿Quién no termina convirtiéndose en esclavo de sus sensaciones y deseos?
Cada vez que recorres mi cuerpo, cada vez que lo tocas, cada vez que haces el intento te encuentro contemplando con tus ojos de artista, las sensaciones se activan y mi cuerpo se estremece cuando las caricias florecen sobre mi piel. Todo en una explosión repentina que da génesis a un puñado de estrellas fugaces.
Me encuentro preguntándome: ¿Cómo un acto tan bajo puede dar lugar a sensaciones tan tersas y puras? Tú eres pasión, tú eres deseo, tú eres tú, tú eres el artista. Te he dado el poder.
Es por ello que me ocupo de vaciar mi cuerpo antes de que tus manos manchadas de tinta quieran escribir sobre él. He pensado en que querrás derramar tu néctar sobre mí y como buena musa, he limpiado con ansia cada recoveco (pensando en que deseas ensuciarlo, mancharlo o quizá solo entintarlo).
Mi cuerpo está húmedo, expectante, tembloroso, inquieto… ¡Aficionado! Las palabras se han escrito sin que hayas movido un solo dedo. Me basta tu mirada teñida de inquietud, la figura que tu lengua traza a través de mis labios, el grito tenue de mí deseo acumulado, la leve presión motivada por mis más bajas fantasías y anhelos,  la calidez de mi sexo, deseoso de interiorizarte.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Tu mirada fugaz traspasa suave y descubre deseosa el horizonte terso de mi desnudez. Yo también quisiera escribir sobre tu cuerpo vacío. Es así que nuestro encuentro da lugar a la victoria resultante de una conflagración pérdida. La guerra es mía y he sido derrotada, cual esclava fiel he venido a entregarme en cuerpo herido: La victoria es tuya, soy presa fácil de tus instintos.
Mi vista voraz encuentra a tu miembro ansioso por saciar mi cuerpo: Dominante, duro, dulce. Soy musa y tú el escritor, denso, caliente, rítmico, la lucha corporal se impone sobre el silencio.
En este momento tus ofensas son mi orgullo, agradezco ser entintada por tu inspiración, palabra tras palabra la agitación se agudiza y agradezco estar vacía para ser llenada. Me estremecen las exclamaciones y órdenes burdas: enredas mis suspiros con tu talento narrativo, ordenas la sintaxis de mis gemidos titubeantes, aturdes con poesía mis ganas temblorosas, haces brotar palabras rimbombantes, que decoran la poesía más carnal. Tus manos sucias terminan de llenarme y recorrerme, tu audacia ha terminado por adornar mi piel vacía, ha llegado el momento de terminar con un final dramático. Así, tus ansias se derraman sobre mí empujándome a sentir pulsaciones salvajes. Nuestros cuerpos han sido entintados. Ha llegado el momento de trazar el final sobre este cuerpo mancillado, ansia por volver a sentirse en blanco...

Comentarios

Publicar un comentario